Bertinat Perlita

$ 300,00$ 1.100,00

Limpiar
SKU: N/D Categorías: ,

La perlita es un vidrio volcánico amorfo con un contenido de agua de entre un 2% y un 5%. Debido a este contenido de humedad, cuando se calienta a altas temperaturas sufre un proceso de expansión en que llega a multiplicar su tamaño por hasta 13 veces, dando lugar al material de tono claro, poroso y muy ligero que se usa en jardinería y horticultura.

Es un material para el sustrato de las plantas que resulta barato, ligero, de pH neutro e inerte, por lo que no reacciona con ningún elemento del suelo ni altera su equilibrio. Además, la perlita no transporta plagas ni enfermedades de ningún tipo, por lo que es un elemento de fácil acceso y grandes ventajas en su uso.

Para qué sirve la perlita para las plantas

Los beneficios de la perlita para plantas son muy numerosos.

  • Su textura porosa y su peso tan ligero favorecen la aireación del suelo, dificultando el apelmazamiento de este y, por tanto, facilitando a las raíces de las plantas el acceso al oxígeno y su desarrollo.
  • Además, la perlita ayuda a retener cierto nivel de humedad al sustrato, favoreciendo la liberación lenta del agua de forma más gradual, así como de otros elementos como fertilizantes.
  • Pese a su capacidad de retener en parte la humedad, la perlita también mejora el drenaje del suelo, evitando los encharcamientos que tan perjudiciales son para prácticamente cualquier planta.
  • Usada como acolchado, ayuda a aislar el suelo de temperaturas extremas en climas muy cálidos, ya que sus características le hacen reflejar una alta cantidad de luz. Esto provoca además que la planta tenga un mayor acceso a esta, e incluso ayuda a alejar plagas, insectos u hongos que necesitan de entornos más sombríos y húmedos para desarrollarse.

Cómo se usa la perlita para las plantas

El uso de la perlita para plantas es muy sencillo. Lo más común es usar sustrato de perlita, es decir, añadir la perlita al sustrato en diferentes proporciones para conseguir el efecto deseado según el cultivo a plantar y sus necesidades. Estos son sus principales usos en jardinería:

  • Se usa a menudo como sustrato de propagación, añadida a mezclas con turba, humus de lombriz y fibra de coco. Estos componentes dan lugar a un sustrato de excelentes condiciones: muy ligero, rico en nutrientes, con un gran drenaje y un buen aireamiento, por lo que es ideal para proporcionar un entorno ideal a las plantas en las primeras etapas de su crecimiento.
  • La perlita se usa también de forma habitual en cultivos hidropónicos, ya que su textura porosa ayuda a retener los nutrientes, además de proporcionar por sí misma elementos como el silicio.
  • En tierras de exterior muy apelmazadas, es común añadir perlita tras removerlas y airearlas bien, para evitar que vuelvan a compactarse en exceso.
  • Es especialmente adecuada para las plantas suculentas, en cuyo caso la mezclaremos con la arena o grava que habitualmente se usa con ellas, haciendo así la mezcla más ligera.
  • También es común usar acolchados de perlita para proteger el suelo de los excesos de calor y evitar la proliferación de malas hierbas en cultivos de exterior. En estos casos simplemente se cubre el suelo alrededor de las plantas a proteger con una capa de uno o dos centímetros de perlita, de forma que haga de aislante.

Es importante humedecer la perlita antes de manipularla para trabajar con ella y mezclarla con el suelo, ya que, al ser tan ligera, es común que se levante polvo y acabemos respirándolo, algo que no conviene. Otra opción es, sencillamente, usar mascarilla.

Dm3

5, 30, 60

Abrir chat