, , ,

Vermiculita – Bertinat 3,5dm3

$ 4.000,00

La vermiculita es un mineral del grupo de las micas que está formado por silicatos de hierro o magnesio. Se trata de un material con una alta capacidad de retención de agua, que además tiende a contener potasio, magnesio, calcio y amonio, todos ellos elementos necesarios para las plantas.

En la mano, es un material que resulta muy ligero y, además, tiene buenas propiedades como aislante térmico. Es también muy conocida por su capacidad de expansión, ya que al alcanzar determinadas temperaturas, multiplica su volumen entre 8 y 20 veces, un fenómeno raro de ver en minerales.

Usos de la vermiculita

Este material se usa comúnmente como aislante acústico y térmico, además de en una gran cantidad de funciones tan diversas como la de ser un elemento filtrante o la de proteger elementos frágiles.

En sus usos de la vermiculita en la jardinería.

  • Al mezclarla con otras sustancias como la fibra de coco o la turba, la vermiculita da lugar a muy buenos sustratos para plantas, especialmente si se añaden ingredientes como el humus de lombriz o la perlita.
  • Como es un material ligero, barato y tan beneficioso, resulta muy práctico a la hora de preparar mezclas para sustratos para plantas especialmente delicadas, como es el caso de los semilleros, aunque puede utilizarse igualmente en mayores cantidades en macetas. Su capacidad de retención de agua ayuda a absorber el exceso de humedad de la tierra y a liberarlo más adelante de forma paulatina, cuando el sustrato se va secando, por lo que es un excelente regulador de la humedad, que ayuda también a mantener el sustrato aireado. Además, su contenido mineral es también muy beneficioso para las plantas, que absorben de él los componentes que necesitan.
  • Puesto que es una sustancia inerte tanto química como biológicamente, puedes añadir la vermiculita a cualquier sustrato sin temor a provocar contaminaciones de cualquier tipo y, además, su pH es de alrededor de 7.
  • También destaca por su uso en cultivos hidropónicos, que son los que se llevan a cabo sin tierra, en plantas que simplemente se mantienen en agua. La vermiculita, que flota, ayuda a proporcionarles un punto al que agarrarse, nutriéndolas además con sus componentes minerales.
  • Otro de sus usos comunes es el de añadirse a plantas que van a tener que ser transportadas en bolsas o recipientes cerrados, ya que su capacidad para mantener la humedad ayuda a que la planta sufra menos.
Dm3

3,5, 30, 60